, Perros, SaludCausas de problemas digestivos en perros: ¿parásitos o alimentación?

BLOG

Causas de problemas digestivos en perros: ¿parásitos o alimentación?

, Perros, SaludCausas de problemas digestivos en perros: ¿parásitos o alimentación?

¿Le das tu propia comida? ¿Se te ha pasado esta vez la desparasitación interna? Como prevenir es de sabios, es fundamental conocer cuáles son los principales motivos que causan la indigestión del perro.

Problemas digestivos en perros

Los problemas digestivos en perros son diversos, entre los que destacamos la gastritis, la intolerancia alimentaria, el sobrecrecimiento bacteriano del intestino delgado (SIBO, en sus siglas en inglés), la colitis y la pancreatitis.

1.    Gastritis

Se trata de la irritación o inflamación aguda o crónica del estómago. Los principales síntomas que provoca la gastritis son diarrea, dolor abdominal o vómitos del perro.

Sus principales causas vienen dadas por los objetos u otros materiales que los canes pueden llegar a ingerir. Este hecho provoca infecciones y diversas enfermedades en los órganos. También los parásitos pueden ocasionar una gastritis aguda que, si no se detiene, puede convertirse en crónica.

2.    Intolerancia alimentaria

Muchos canes son intolerantes a algún alimento, al igual que lo son las personas. Por este motivo, quienes estén al cuidado del perro son los que tienen que controlar qué puede y qué no puede comer. Los síntomas que la intolerancia alimentaria provoca pueden ir desde una simple diarrea o vómito hasta convertirse en una gastritis.

En estos casos, es recomendable que el perro tome una dieta de exclusión prescrita por el veterinario.

3.    Sobrecrecimiento bacteriano del intestino delgado

En esta ocasión, el intestino delgado empieza a reunir un gran número de bacterias provocando desnutrición y todo lo que esto implica.

Los principales síntomas del SIBO son la diarrea, el dolor abdominal y la pérdida de peso, entre otros.

4.    Colitis

Se trata de la inflamación del intestino grueso. En este caso, el síntoma que más predominaría en el perro sería la diarrea.

Los parásitos son la causa principal de la colitis; también puede aparecer por bultos malignos o benignos. Pero, sobre todo, un cambio en la alimentación del perro podría ocasionar este tipo de problema.

5.    Pancreatitis

​Cuando se inflama el páncreas, al perro le puede resultar difícil digerir alimentos. Este hecho puede ocasionar diarrea, vómitos, fiebre, pérdida de peso, deshidratación, etc. Además, existen diferentes tipos de pancreatitis: aguda, recurrente o crónica.

¿Cómo prevenir los problemas digestivos en perros?

Para prevenir los problemas digestivos no es suficiente con que el can coma aquellos alimentos que le aporten los nutrientes necesarios; la desparasitación en el perro también resulta fundamental para que tenga una vida saludable.

Existen dos tipos de desparasitación: la interna y la externa, puesto que existen parásitos externos e internos. Entre los primeros, destacan las pulgas o las garrapatas; y entre los segundos, los gusanos o lombrices como los gusanos del corazón, los áscaris lumbricoides, los anquilostomas y los tricúridos.

  • Parásitos externos

Los parásitos externos viven, como bien indica el nombre, en el exterior del animal. Por lo general suelen ser las garrapatas y las pulgas, pero también pueden aparecer piojos o mosquitos. Para evitarlos o eliminarlos, es fundamental la desparasitación externa de forma periódica.

En este caso, la desparasitación consiste en la utilización de collares, espráis, pastillas o pipetas.

  • Parásitos internos

Los parásitos internos viven dentro del animal y generalmente son los gusanos y las lombrices. En este caso, el perro se debe tomar una pastilla a modo preventivo o, en el caso de que ya hubiese parásitos, para eliminarlos a través de las heces.

Se recomienda realizar la desparasitación interna cada 3 meses y así asegurarte de que tu perro se encuentra libre de parásitos.

No obstante, resulta necesario y fundamental realizar periódicamente varias visitas al veterinario para poder controlar la salud del perro. De este mismo modo, y para hacerlo todo mucho más fácil, el seguro veterinario para perros Mascotsegur cubre visitas, consultas, urgencias y de tu querido peludo. Calcula tu precio ahora y empieza a disfrutar de todas las ventajas del seguro y, sobre todo, de la tranquilidad ante cualquier sobresalto.

Deja tu comenario

Llámanos