BLOG

Limpiador dental para perros: ¿cuál debo elegir?

¿Mal aliento, dientes amarillos o presencia de sangre en la boca? Quizás lo que está pidiendo la boca de tu perro es una buena limpieza de dientes. Hoy hablaremos de higiene bucal en perros y de limpiadores dentales para una boca canina sana.

Todos los perros, sin excepción, requieren de cuidados dentales, ya que sus piezas se ven continuamente expuestas a elementos corrosivos y bacterias (alimentos, juguetes, palos, tierra…) y acumulan sarro y placa bacteriana. Esto puede causar:

  • Mal aliento
  • Dientes amarillos
  • Gingivitis (encías inflamadas y sangrantes)
  • Periodontitis
  • Pérdida de piezas dentales
  • Infecciones bucales
  • Malas digestiones

El punto positivo es que todos estos trastornos se pueden prevenir mediante una correcta higiene bucal y el uso de limpiadores dentales. Pero antes de nada, aprendamos a detectar los primeros síntomas y descubramos cómo mejorar esa limpieza.

Cómo detectar suciedad u otros problemas bucales en perros

  • A simple vista, podemos comprobar si un perro tiene sarro en los dientes: basta con abrir su boca y fijarnos si la base del diente va adquiriendo un color más oscuro. Si es así, se trata de sarro.
  • Si nos fijamos en sus encías y detectamos una línea roja en el borde, puede que se trate de gingivitis. Lo mismo sucede si vemos sangre o inflamación.
  • Por otra parte, nos serviremos de nuestro olfato: si su aliento huele mal, lo más probable es que sea por exceso de sarro.
  • Si le cuesta comerse el pienso, pero no otros alimentos más blandos, puede que sus dientes tengan un exceso de suciedad, hecho que puede provocar molestias en las encías y en el masticado.

El método más eficaz contra las enfermedades periodontales: el cepillo de dientes

¡Así es! El cepillo de dientes es el gran aliado para frenar las enfermedades periodontales, pero, claro está, el suyo no será el mismo tipo de cepillo que utilizamos nosotros, de la misma forma que no lo será la pasta de dientes (la suya suele tener un cierto sabor a carne para que le guste más).

En el caso de los cepillos, podemos elegir entre tres tipos:

  • Cepillo de goma en forma de dedal. Es muy cómodo tanto para él como para nosotros, porque permite un mejor manejo dentro de la boca.
  • Cepillo de doble ángulo. Este permite cepillar la cara interna del diente, pero a los perros no les gusta mucho.
  • Cepillo de cerdas suaves. Lo utilizaremos igual que con nosotros: cepillando de arriba a abajo.

¿Cuándo cepillarle los dientes? Los veterinarios recomiendan hacerlo por la noche. Y lo más importante, acostumbrarlos desde cachorros.

Otras formas de evitar problemas bucales: los limpiadores dentales para perros

Los limpiadores dentales son alimentos u objetos que, por su forma o textura, permiten alcanzar mayor superficie de la encía y, mediante la interacción a través del masticado del perro, ayudan en la limpieza y en la eliminación del sarro. Pueden adquirirse en grandes superficies con sección de mascotas, en clínicas veterinarias y en establecimientos especializados.

Los limpiadores más conocidos son:

  1. Bolas de goma. Son juguetes con forma cónica y con picos de goma cuyo objetivo es masajear las encías y recoger el sarro que hay entre los dientes. Generalmente, tienen un agujero que se puede rellenar con golosinas para aumentar el tiempo de uso por parte del perro.
  2. Huesos dentales. Se trata de huesos sintéticos que fomentan la masticación. Son de larga duración por su tamaño y composición, y además permiten que el perro se entretenga y que sus niveles de estrés disminuyan.
  3. Snacks dentales. Este tipo de snacks de uso diario constituyen otra de las formas de limpiar los dientes, aunque cabe resaltar que no son tan efectivos como un buen cepillado de dientes. Eso sí, ayudan a retirar los restos de alimento y sarro y son una opción para limpiar y dar un premio a la vez.
  4. Piensos. Al igual que se encuentran piensos formulados para distintas patologías y razas de perros, también existen aquellos que ayudan a mantener una correcta higiene combatiendo el mal aliento e impidiendo el desarrollo de placa en los dientes.
  5. Otros complementos. Los hay en formato espray, a modo de enjuague bucal o en formato alga y ayudan con la higiene diaria y la formación de sarro. Se aplican directamente en la boca del perro o junto al pienso.

Como habrás visto, existen multitud de opciones para mantener una correcta higiene bucal canina. No olvides consultar con tu veterinario la opción más adecuada para tu perro.

Si buscas un seguro de salud para perros que os proteja de cualquier imprevisto, con Mascotsegur tendrás la solución más completa con un reembolso del 80% de los gastos veterinarios, así como numerosos servicios asociados. Calcula ahora el precio de tu seguro para perros y contrátalo on-line.

Deja tu comenario

Llámanos