BLOG

¿Cómo puedo saber si mi perro es intolerante al gluten?

Al igual que los humanos, los perros también pueden desarrollar intolerancia al gluten. ¿El tuyo lleva un tiempo sufriendo problemas digestivos? ¿Ha experimentado una pérdida de peso quizás? Es el momento de descartar si se trata de un problema de celiaquía canina.

El gluten es una proteína presente en diversos alimentos como la avena, la cebada o el trigo, los cuales se encuentran en piensos o comidas húmedas de perros. Esta proteína no la toleran ciertos organismos y causa una intolerancia que, a su vez, provoca que, conforme se van consumiendo los alimentos que la contienen, las paredes del intestino se vayan viendo afectadas. De esta forma, no se absorben nutrientes esenciales como las proteínas, los carbohidratos, las vitaminas, grasas, minerales e incluso el agua. Cualquier perro puede sufrir esta intolerancia, aunque es cierto que las causas principales son el factor genético, la predisposición de ciertas razas, como el Samoyedo o el Setter Irlandés, o la edad del perro. Los primeros síntomas suelen aparecer a los 6 o 7 meses de edad.

Cómo detectar si un perro es intolerante al gluten

Los siguientes síntomas pueden alertarnos de una posible intolerancia:

  • Vómitos y diarreas. Los daños que causa el gluten en el sistema digestivo de un perro producen reacciones en forma de vómitos y diarreas. Estos suceden al poco rato de haber comido y se repiten siempre.
  • Problemas respiratorios. Al igual que el gluten ocasiona daños en el sistema digestivo, también inflama e irrita las vías respiratorias, hecho que impide que el perro respire con normalidad.
  • Tos. La irritación en las vías respiratorias tiene como consecuencia la aparición de tos, estornudos o picores en nariz y cuello.
  • Picor. La intolerancia provoca mayor sequedad en la piel, lo que produce que el perro se lama y rasque mucho más de lo normal. Esta sequedad es más evidente en la zona del ano, lo cual hace que el perro se intente lamer o arrastre el trasero constantemente.
  • Convulsiones. Cuando la celiaquía no ha sido tratada, puede llegar a generar convulsiones en el perro. En este caso, requieren ayuda veterinaria urgente.
  • Mayor apatía y cansancio. Es posible que duerma más tiempo o no tenga tantas ganas de salir a la calle, jugar o relacionarse.
  • Dolor de estómago. Lo notarás porque, tras comer, el perro se queda quieto y solloza o bien se tumba sin moverse.

Cabe destacar que estos síntomas son comunes con otras enfermedades caninas. Por ello, lo mejor es que, ante la mínima sospecha, acudas a tu veterinario para que examine al perro.

Cómo se diagnostica la intolerancia al gluten

Cuando vayas al veterinario, este realizará las pruebas necesarias que lo ayudarán a confirmar o a descartar la celiaquía. Entre estas pruebas, las más comunes son las siguientes:

  • Tacto de la zona del estómago
  • Análisis de sangre, orina y heces
  • Radiografía abdominal
  • Prueba hepática

Estas pruebas permitirán llegar al diagnóstico. También es posible que el veterinario decida darle al animal una dieta libre de gluten durante unas semanas para comprobar si se da una mejoría o no.

Tratamiento para perros celiacos

Una vez detectada la intolerancia al gluten, el tratamiento se basa en cambiar la alimentación por comida que no contenga gluten. Aunque parezca complicado, hoy en día prácticamente todas las primeras marcas de pienso y de comida húmeda fabrican este tipo de alimentos. Aquellos que opten por darle a su perro comida casera natural, la Dieta BARF, basada en una alimentación constituida por alimentos crudos, suele estar entre las más seguidas.

Una vez que se comienza con la nueva alimentación, la sintomatología tenderá a desaparecer con el tiempo y se mantendrá estable.

Recuerda no administrar fármacos ni realizar un tratamiento por tu cuenta. El veterinario es la persona indicada para orientarte e indicarte las pautas y alimentos más apropiados para un perro intolerante al gluten.

Si buscas un seguro de salud para perros que lo proteja, en Mascotsegur te ofrecemos la solución más completa con un reembolso del 80% de los gastos veterinarios. Calcula ahora el precio de tu seguro para perros y contrátalo on-line.

Deja tu comenario

Llámanos