BLOG

Bebés y perros: claves para una feliz convivencia

Sois 3, o 4, en casa, y pronto se sumará un nuevo miembro. Llega la etapa final del embarazo y es cuando nos asaltan todas las dudas: ¿cómo se tomará nuestro perro la “pérdida del trono”?, ¿deberíamos adoptar alguna precaución?

Como ocurre con cada cambio en la rutina o en el espacio, es necesario que le demos a nuestra mascota un periodo de adaptación, acompañándola en esos momentos y guiándola para que lo lleve lo mejor posible. Con la llegada de un bebé, este seguimiento es muy importante, ya que así estableceremos la base para una buena convivencia y para una futura gran amistad. ¡Toma nota!

Beneficios de la convivencia entre bebés y perros

Para el bebé, además de la compañía, tener mascotas:

  • Acelera su desarrollo psicomotor a través de los juegos con el perro.
  • Le imparte un sentimiento de responsabilidad y fidelidad desde temprana edad.
  • Le proporciona un vínculo emocional único.
  • Hace que se sienta acompañado y protegido por el perro.

 

Preparar al perro para la llegada del bebé

Es fundamental comenzar a trabajar la llegada del bebé actuando de forma responsable y tomando decisiones que serán beneficiosas para todos los miembros de la familia. Por tanto, os ofrecemos unas pautas que abarcan desde los meses antes del nacimiento hasta el gateo del bebé, época en la que el perro aún es más consciente de la presencia del nuevo miembro en casa.

  1. Antes del nacimiento del bebé
  • Es importante adaptar con tiempo a nuestra mascota a las nuevas rutinas que vamos a tener cuando llegue el bebé: hora de los paseos, tiempo de juegos, etc.
  • Si queremos que comience a dormir en otra habitación o permanezca más tiempo en un lugar de la casa, es necesario ir acostumbrándolo.
  • En el caso de que tire de la correa durante los paseos o tenga un comportamiento arisco con otros perros, sería conveniente consultar con un etólogo o adiestrador para que nos dé las pautas necesarias para mejorar estos aspectos.
  • Si uno de los dos miembros no va a poder estar tanto tiempo con él, es mejor que el otro ya adquiera previamente el rol de paseos y juegos.
  • No hay que olvidar hacer una visita al veterinario para estar al día de vacunas y desparasitaciones internas y externas. Puedes aprovechar la ocasión y consultarle aquellas dudas que, como experto en mascotas, podrá resolver.
  1. Cuando llega el bebé
  • Muchos padres prefieren acercar pañales o ropa del bebé a la mascota para que pueda olerlo. Es importante saber que las mascotas, y más especialmente los perros, tienen tal olfato que saben (y huelen) quién es el bebé sin ni siquiera verlo. Por eso, lo más recomendable es la naturalidad, dejando que el perro (siempre que esté tranquilo) tenga un primer contacto con el bebé, lo vea y lo huela durante un momento, y seguidamente lo llamemos para que se aleje y lo premiemos por su buen comportamiento. Aun así, si tienes tus dudas, contacta antes con un profesional.
  • Mantener una buena higiene en el hogar, procurando que los juguetes del perro no anden cerca del bebé durante los primeros meses.
  • Ayudar al perro a ver al bebé como algo positivo. Pese a la creencia popular, los perros no tienen celos, sino que su actitud cambia cuando se sienten desplazados, como si ya no formasen parte de la manada. Por ello, es importante incorporarlo en las nuevas rutinas. No nos olvidemos tampoco de hacerle caso y jugar con él cuando el bebé esté descansando, y cuando este despierte, fomentar que el perro siga con nosotros.
  1. Cuando comienza el gateo
    • Aunque notan su presencia, los perros no son realmente conscientes del bebé hasta que este empieza a moverse y a tener cierta autonomía. Esto se hace más evidente con la etapa del gateo, en la que el bebé se desplaza arriba y abajo, se acerca a la mascota, incluso la toca. En este momento es importante enseñar a ambos a respetarse mutuamente, evitando que el bebé haga sin querer daño a la mascota o que juegue con sus juguetes o recipientes de comida y bebida, para evitar así la transmisión de parásitos.

Recuerda que las claves para una buena convivencia entre bebés y perros se basan en educar a ambos en el respeto mutuo. Vigila siempre sus gestos y no los dejes solos sin supervisión. 

Si buscas asesoramiento en este tema, con el seguro para mascotas Mascotsegur, además de la cobertura veterinaria con el reembolso del 80% de los gastos, te ofrecemos asesoramiento telefónico general y descuentos exclusivos en adiestradores para que estéis tranquilos. Si aún no tienes tu seguro para perros, calcula ahora tu precio y contrátalo on-line en menos de 2 minutos.

Deja tu comenario

Llámanos